Cardona fue clave en el título de Boca en San Juan. Es que el cafetero metió un misil al ángulo de Arboleda para abrir un partido complicado, sin tantas situaciones y que terminó con una vuelta olímpica sufrida por penales. Ausente ante Santos por la Copa Libertadores, se hizo tendencia en las redes como cada vez que muestra toda su clase con el botín derecho o cuando termina viendo los partidos desde el banco. El colombiano volvió al club en junio decisión de Juan Román Riquelme y contó un detrás de escena de la previa.

«Cuando llegué al vestuario antes del partido tenía un mensaje de Riquelme y me decía que disfrutara del partido…eso hice. Estoy agradecido a él por su confianza y al cuerpo técnico. Tenemos bonita relación, siempre me escribe y que una persona como él lo motive a disfrutar del fútbol es lo que a uno le gusta», contó quien marcó cuatro tantos en la Copa Diego Maradona (dos ante Newell´s, uno con Independiente y el decisivo con Banfield).

Su clase para jugar, evidente, suele ser la que invita a utilizarlo en el once inicial. Pero su falta de despliegue físico conspira contra la idea de Russo en el armado del equipo para determinados encuentros.

Por eso Cardona puede bien ser el Jugador 12, similar a lo que ocurría con Juan Fernando Quintero en River durante 2018. Es que Boca no tiene en el plantel otro futbolista de esas características, capaz de conectar líneas, de pararse como enganche, como doble cinco de juego o de extremo. Su pegada, quizá su mejor virtud, es otra variante ofensiva. 

Contra Santos, en Brasil, el cafetero otra vez tuvo que ver desde afuera un encuentro definitorio en el banco. Como le ocurrió en la final de Madrid con Guillermo Barros Schelotto como entrenador. Pero, lejos de sentirse ofendido por la situación, Cardona dejó una mirada mucho más reflexiva. 

«Se especula mucho sobre mi ausencia. El partido no se tornó para que entrara. El profe (Miguel Russo) tenía pensado otra cosa, pero en dos minutos nos metieron dos goles y se dio la expulsión de Fabra… creo que no se dio para ingresara, es respetable. La gente le da más bola a eso de si juego o no que a otra cosa, yo creo que hay que parar y pensar más allá, no hablar por hablar. Miguel (Russo) pensó bien, yo estoy tranquilo y con confianza», fue el mensaje de Cardona.

Con 15 goles en 66 partidos en el club, en dos etapas, arrancará la temporada 2021 con el objetivo de consolidarse como una pieza importante para el plantel y también para la Selección de Colombia, a la que retornó en las últimas citaciones con su buen presente en Boca.

Pero además, porque la Copa América se disputará este año y en diciembre el club deberá resolver si compra o no su pase, algo que en su estadía anterior Boca decidió no hacer por su inconstancia y que ahora dependerá de la determinación de Riquelme. Ese que ve en Cardona al futbolista que más se le parece en el campo de juego.