Los festejos por el 9/12 para los hinchas de River no tienen límites. En el segundo aniversario de la final en el Santiago Bernabéu en la que el equipo de Marcelo Gallardo superó por 3-1 a Boca y se quedó con la cuarta Copa Libertadores de su historia, una de las más originales celebraciones ocurrió en Venado Tuerto, Santa Fe.

Allí los hinchas del Millonario que pertenecen a la Agrupación Leo Ponzio decidieron contratar un avión para que sobrevolara la ciudad y la región, y así despertar de la siesta a los hinchas del clásico rival con los relatos de los goles de Lucas Pratto, Juanfer Quintero y Pity Martínez, los autores de los tantos en la histórica final de Madrid.

Como esos aviones que vuelan bajito en la costa atlántica para promocionar restaurantes, boliches o excursiones, los hinchas de River pudieron volver a escuchar los relatos de los goles de su equipo que llegaban desde el cielo.

Fueron nueve horas de vuelo las que contrataron los miembros de la Agrupación en Venado Tuerto, para que los gritos de gol llegaran –en loop– a todos los rincones de la región. Porque los que se sumaron a la idea fueron los cordobeses de Monte Maíz y Canals, entre otros pueblos de la zona.

Santiago Córdoba, miembro de la Agrupación, explicó en una entrevista con la señal de noticias TN que la idea del avión surgió para evitar una caravana en la que se pudiera reunir mucha gente y así evitar un brote de contagios de coronavirus. Con respecto a los hinchas de Boca -y a los pobladores en general- dijo que «se lo tomaron bastante bien», a pesar de que el avión pasó justo en el horario de la siesta.