Antes de iniciar el encuentro, ambos equipos realizaron un minuto de silencio, en homenaje al fallecido presidente rojinegro.

Previamente, los jugadores de Patronato posaron junto a una bandera que decía «Gracias Tito», recordando afectuosamente a Hollmann.