El ministro de Salud de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Fernán Quirós confirmó en una entrevista radial que «el 8 de diciembre comenzará el turismo receptivo en la Ciudad”. A su vez, anticipó que será necesario realizar un “test sencillo por la saliva” para aquellos que pretendan ingresar a la capital cosmopolita.

Quirós dijo en Radio 10 que dicha prueba diagnóstico será solo empleada en personas “mayores de 12 años” y que, luego de un período de “12 horas”, los resultados estarían disponibles. “Lo importante es saber que las tres horas previas no se tienen que cepillar los dientes o comer” reparó el ministro.

Fernán Quirós confirmó la fecha de inicio de clases, pero los docentes porteños se oponen

Respecto de los lugares en los cuales se recolectarán dichas muestras, Quirós determinó que “al que llega del exterior en Ezeiza se le tomarán muestras” de la misma manera que también será implementado en “terminales de trenes y colectivos”. Por su parte, los testeos en aeropuertos comenzarán recién el viernes 18 de diciembre

El médico especializado recalcó que, desde el mes de septiembre, “los casos están bajando” y que “en la última semana hubo un descenso a 50 contagios por día”. Sin embargo, y en palabras del propio ministro, dichos casos “van a seguir apareciendo durante el verano”.

Durante la jornada del martes 20 de noviembre, el Gobierno porteño había anunciado la reapertura de la Ciudad al turismo nacional e internacional pero sin una fecha pactada. En la misma conferencia, se hizo hincapié en la necesidad de programar diversas instancias de testeo además de puntualizar el aislamiento sobre los casos positivos que puedan llegar a arribar al territorio local.

ds