Argentinos Juniors fue sorprendido por Aldosivi de Mar del Plata, que le propinó una derrota en La Paternal por 1 a 0 en la segunda fecha de la Zona 5 de la Copa de la Liga Profesional de fútbol. En el Diego Armando Maradona, los visitantes rompieron la sequía goleadora del grupo, que sumaba dos partidos sin festejos, y se llevaron un triunfazo que rompió una larga racha invicta del Bicho en su casa.

Fue un duelo sumamente trabado, rústico y de pierna fuerte, en el que ninguno de los equipos podía sacarse ventajas. Ni en el resultado, claro, pero tampoco en la batalla territorial, en la posesión o en la claridad a la hora de elaborar juego y llegar a generar peligro.

Muchísima fricción, patadas, choques, agarrones, pocas tarjetas (dos en la primera mitad, ambas para Aldosivi) e incluso un jugador (Indacoechea) que tranquilamente podría haber sido expulsado tras una fuerte falta que le valió amarilla luego de cometer una de similar calibre que Germán Delfino le perdonó.

Al cabo de los primeros 45 minutos, entre ambos equipos acumularon 16 infracciones contra apenas tres tiros al arco con destino entre los postes (seis directamente desviados).

En la segunda mitad, el local buscó abrir la cancha y empezó a imponer las condiciones del pleito. Generalmente privilegiando el costado izquierdo, con el tándem Elías Gómez-Gabriel Hauche, para intentar encontrar la llegada al área de Damián Batallini, comenzó a preocupar en la zona defendida por Emanuel Iñíguez.

Sin embargo, Aldosivi también tuvo lo suyo en los pies de Federico Andrada, que a los 12 minutos recibió un pase en profundidad de Leandro Maciel, agarró a la defensa de Argentinos mal parada y se fue casi mano a mano a enfrentar a Lucas Chaves. Hubo una buena recuperación de Miguel Torrén, que le molestó la definición y colaboró para que el arquero desviara la pelota con lo justo.

Andrada tuvo su propia revancha en una jugada similar. El equipo de Diego Dabove no pudo ajustar lo que había sido aquel flojo retroceso y en esta segunda ocasión fue Rodrigo Contreras el que, tras un recupero de Lucas Villalba, que apretó arriba, encontró al delantero para que se fuera de cara al gol y esta vez no fallara con un remate bajo y cruzado.

Argentinos acusó el golpe y se nubló en la búsqueda del empate, haciendo frontales los envíos y facilitando la tarea de la defensa marplatense.

Así, con la caída por 1 a 0, el local perdió un invicto de 13 partidos en La Paternal, mientras que Aldosivi recuperó la sonrisa tras cinco encuentros sin victorias. La última se remontaba a febrero de este año: casi otra era, otro planeta.