Netflix trae a su plataforma una película China destinada a hacernos estallar la cabeza reflexionando sobre el significado de la vida, las almas de las personas, las obsesiones y malas decisiones que pueden derribar nuestros sueños.

Si les cuento que se trata de un thriller, con esta descripción, pensaran que estoy loca. Sin embargo ese es el anclaje para abrir un abanico sin fin de cuestionamientos. Un film quizás para pocos: los amantes del cine asiático, los atrevidos, los que conocen sus costumbres y los que quieren pensar y que no los lleven de las narices.

El protagonista es el director de seguridad de una gran fábrica de la china comunista a quien le gusta mucho su trabajo de buscar empleados ladrones y castigarlos él mismo, por algo lo llaman «el detective» y es muy respetado.

Un día, la policía descubre un cadáver enfrente de su fábrica y él intenta ayudar averiguando si se trata de alguien de sus empleados; no consigue encontrar nada, pero le gusta el hecho de trabajar con la policía y sigue la misma investigación por su cuenta, enterándose de que se trata de un asesino en serie y que este ya es el cuarto asesinato, así que busca pistas y culpables con su ayudante.

Su obsesión será tan grande que le jugará malas pasadas y lo hará vivir en una mentira.

Definitivamente, un thriller poblado de significados y metáforas profundas, excelentes locaciones y fotografía, un ambiente tan oscuro como el interior de los personajes y sus dramas con la lluvia incesante como sonido constante; para los fans del cine de acción o investigación será un poco defraudante, pero no deja de ser una gran película que nos habla de los comportamientos humanos en situaciones límite. A mí me gustó mucho (⭐⭐⭐+).

Seguime en Instagram @chica_netflix y Facebook /chicanetflix

#thriller #chicanetflixthriller #suspenso #drama #peliculaschinas #peliculascoreanas #netflix #netflixlatinoamerica @netflixlat