La exasesora del presidente estadounidense, Donald Trump, Kellyanne Conway, ha anunciado este viernes que ha dado positivo a la prueba del coronavirus. En un post que compartió en su perfil de Twitter, Conway indicó que tiene ligeros síntomas, incluida tos leve, y que se siente bien.

Conway, que fue jefa de campaña de Trump en las presidenciales de 2016 y que desde 2017 ocupó el cargo de consejera, asegura que ya se había puesto en cuarentena «en consulta con los médicos».