Vivir una carrera de rally junto a David Nalbandian y hasta subirse a su auto y luego compartir un asado. Jugar al fútbol mixto con Bruno Zuculini, ver un entrenamiento de River y ganarse dos plateas para un partido. Jugar al tenis en la casa de Juan Mónaco y vivir una jornada del Miami Open. La mesa está servida para los fanáticos del deporte. Todo se puede lograr y si hay un objetivo solidario detrás, mucho mejor. De eso se tratan los “Remates Mágicos” a beneficio de Plan de Acción Covid-19 de la Cruz Roja Argentina, con premios a cumplir obviamente cuando esté el OK sanitario por la pandemia.

El deporte es un factor de inclusión social determinante en la vida de millones de pibes y pibas que en alguna actividad encuentran una razón de ser o un grupo en el cual insertarse. El deporte es comunión de valores compartidos. El deporte une lo que otras actividades no pueden ligar. Y los deportistas son referentes por sus resultados y por el mensaje que transmiten. Si a este escenario se le agrega la solidaridad, el combo se mejora.

A través de la aplicación «Remates Mágicos», deportistas argentinos ofrecen la posibilidad de vivir momentos únicos junto a ellos, sumándose a esta iniciativa solidaria para la Cruz Roja Argentina. Cada una de las figuras participantes se compromete a cumplir lo prometido para quienes se prendan en esta movida. Hay que bajar la App de Google Play o App Store y desde allí participar de tres maneras: aportando dinero como en una subasta, donando un monto fijo dispuesto o simplemente compartiendo el momento en redes sociales.

Los nueve máximos oferentes por desafío accederán a la experiencia grupal, al igual que dos ganadores por sorteo entre quienes donen montos fijos y quienes compartan los remates en sus redes. En total, cada remate tendrá 11 vencedores. Pero quien gane los remates, tendrá una experiencia diferencial.

En el caso de querer participar del “momento mágico” propuesto por Nalbandian, los 11 ganadores podrán vivir una carrera de rally con él y luego comer un asado, en tanto que el vencedor en el remate se podrá subir con el ex tenista a probar el auto.

“Sumar mi apoyo a la Cruz Roja Argentina a través de mi remate mágico me genera muchísima satisfacción. Los invito a participar, porque juntos es la única manera en que saldremos adelante en estos momentos tan difíciles”, dijo el cordobés.

¿Qué ofreció Zuculini? “Voy a invitar a los ganadores a mi predio en Escobar a jugar un partido de fútbol mixto conmigo y otro jugador sorpresa. Pueden venir con un amigo o amiga para completar el plantel y armar los dos equipos. Después comeremos, charlaremos, sacaremos fotos y habrá anécdotas nuestras como jugadores”, comentó.

El ganador podrá ir a ver un entrenamiento de River y recibirá dos plateas para ver al conjunto millonario cuando se permita el regreso del público a las canchas. “Estoy agradecido por la oportunidad de poder ayudar a la Cruz Roja Argentina en este momento tan difícil y a la vez poder promover el fútbol femenino e insertarlo aún más en la sociedad”, agregó el volante de River.

Mónaco y Zabaleta aprovecharán su origen tandilense. Pico abrirá las puertas de su casa para que los ganadores disfruten de una clínica de tenis con ellos y también un asado lleno de anécdotas. Más jugosa es la posibilidad que tendrá el ganador de vivir una jornada del Miami Open junto a ambos ex tenistas.

“Estamos muy felices por colaborar con la Cruz Roja Argentina. Por eso nos sumamos con esta propuesta para que los ganadores vengan a mi casa y pasemos una jornada espectacular”, dijo Mónaco. Y Zabaleta agregó: “Poder ayudar siempre es especial. Esperamos que a través de nuestra propuesta disfruten todos y podamos colaborar, que es lo más importante. Lo bueno es que con esto ganan todos”.

Diego Tipping, presidente de Cruz Roja Argentina, señaló: «Queremos agradecer a los artistas y celebridades que dan su tiempo y su talento para ayudarnos a juntar los fondos para el plan de acción contra el Covid-19».

Es que además de deportistas, se pueden compartir momentos mágicos con otras figuras: ser parte de un show íntimo de Attaque 77 con una cena exclusiva con la banda, disfrutar de un recital de Javier Calamaro durante el avistaje de ballenas en Puerto Pirámides, pasar una tarde conociendo los secretos de la pintura con Adrián Lirman, con música en vivo y la chance de llevarse una obra de su serie “Reinas”, y cocinar con Maru Botana en su taller.